¿Buscas trabajo? Mantén un horario

Publicado por

Publicado el 26/01/2017 en SemanaEconómica.com

¿Buscas trabajo? Mantén un horario (Ver en Blog)

Estoy buscando trabajo y me está costando ordenar mis horarios porque me distraigo con cosas de la casa o mis hijos que están en edad escolar y quiero aprovecharlos mientras pueda. ¿Cómo hago para no distraerme de mi búsqueda?

La pérdida de trabajo es una de las situaciones más estresantes que enfrenta el ser humano, después de la muerte de un ser querido y un divorcio. Ese aparente desorden que estás experimentando es propio del proceso de cambio que genera cierta confusión y se complica al estar más tiempo en casa. Por ello las buenas empresas de outplacement o transición laboral facilitan oficinas para sus candidatos.

Buscar empleo es un trabajo a tiempo completo. Haces bien en querer ordenarte, porque necesitas estructura para poder lograr tus objetivos y evitar distracciones. Lo ideal es hacer un horario que contemple las siguientes actividades:

Ejercicio

Esto es fundamental para mantener la mente sana y alerta para que puedas enfrentar tu búsqueda con la cabeza en alto y positivo. Separa una hora para ti y estarás en mejor forma para atender a tu familia y tus diversas responsabilidades.

Espacio para investigar

Una búsqueda debe tener sentido de dirección, quiere decir que debes escoger tres sectores, para empezar, en los cuales enfocar tu búsqueda. Además debes identificar empresas del rubro que te interesan y donde puedas aportar.

Reuniones de contacto

Para investigar recurrirás a fuentes de información secundarias, como el Internet. Pero también querrás reunirte con personas que puedan proporcionarte información de primera mano. Éstos pueden ser contactos que trabajan en el rubro o empresa de tu interés. Llegarás a ellos a través de tu red de contactos y tendrás que ‘agendar’ un espacio no sólo para la reunión, sino también para tiempos de traslado, llamadas, seguimiento y agradecimientos.

Entrevistas

Los procesos de entrevistas requieren mucha preparación, desde investigar el puesto, preparar tus respuestas a preguntas difíciles, los motivos por los cual contratarte. Necesitarás tiempo para practicar tu presentación personal, actualizar tus habilidades en las pruebas psicotécnicas, practicar inglés, investigar a quien te entrevistará, aparte del tiempo de traslado, la propia entrevista y las notas de agradecimiento posteriores.

Redes sociales

Si aún no lo has hecho, tendrás que dedicar tiempo a tu presencia en las redes sociales, revisar tutoriales sobre LinkedIn, actualizar tu perfil y participar activamente. Otras redes sociales, como Facebook, te permiten reconectarte desde el chat con personas que no ves hace tiempo, porque sabes exactamente quién está conectado en ese momento. En Twitter a veces circulan posiciones, y es un excelente vehículo para mantenerte actualizado y posicionarte como un experto en tu tema a través de los ‘tuits’. Opciones más visuales como Pinterest, Snapchat o Instagram son también una opción, más popular entre los jóvenes y creativos, pero tendrás que priorizar para no distraerte.

Clases

Es momento para cerrar brechas en tu CV con cursos cortos. ¿Qué te falta para redondear tu perfil profesional? ¿Otro idioma, cómputo, redes sociales? ¿Cuándo fue la última vez que estudiaste algo? Existen certificaciones online en Coursera, y universidades como Harvard, MIT, Stanford tienen cursos gratuitos disponibles.

Voluntariado

Un artículo de hace algunos años citaba al CEO de Korn Ferry, quien señalaba que entre dos candidatos igualmente calificados la balanza se inclinará hacia quien dedica tiempo a actividades voluntarias, por su vocación de servicio.

Actividades sociales

Debes aceptar diversas invitaciones porque nunca sabes con quién te puedes encontrar o a quién puedes conocer. Separa tiempo para desayunos, conferencias, cocteles, matrimonios, etc.

Son muchas actividades las que giran alrededor de la búsqueda laboral y toman tiempo.  Por eso hablamos de “trabajar” en tu búsqueda. Debes dedicarle unas ocho horas diarias mínimo.

Ordénate ‘agendando’ tu día en un calendario virtual, codifica las actividades con diversos colores para que veas rápidamente cómo estás estructurando tu día. Separa espacios diarios para tu familia adonde puedas llevar o recoger a tus hijos del colegio y conversa con ellos en el camino. Dedícales tiempo cuando termina la “faena” de búsqueda, y centra tus fines de semana en actividades que te disipen y distraigan.