Diez pasos para ser más positivo en el trabajo

Publicado por

Publicado el 09/05/2017 en SemanaEconómica.com

Diez pasos para ser más positivo en el trabajo (Ver Blog) 

Se acercan las evaluaciones de medio año y tengo que trabajar en ser más positivo. Digo “trabajar” porque realmente me cuesta. Soy una persona más bien seria, pero me tienen ‘seco’ con “cambia tu cara” o que soy “negativo”.

Hay que ser positivos y celebrar el hecho que te has propuesto lograr un cambio. Felicitaciones. Es un buen primer paso. Sólo debes tomar conciencia de que, a veces, cambiar percepciones puede ser un proceso más largo porque se construyen mentalmente y en el tiempo.

Probablemente han tomado nota de esta área de oportunidad, no por fastidiarte, sino porque realmente es importante para la organización tener a personas positivas. Estas son vistas como “activos” porque generan valor y porque catalizan a otros su energía. Todos queremos rodearnos de personas positivas, cuyo entusiasmo es contagioso y hacen las relaciones más llevaderas.

Las personas positivas son aquellas piensan y sienten que “sí se puede.” Están enfocadas en encontrar soluciones y en remover obstáculos para lograr resultados. ¿Quién no querría una persona así en su equipo?

Otros trabajadores son más serios, pero no quiere decir que son negativos, simplemente no irradian la energía y entusiasmo natural que suelen mostrar los más positivos o extrovertidos. Y hay los negativos, los ‘renegone’s, los que ponen obstáculos o siempre dicen “no” o “no se puede” con su lenguaje corporal o verbal.

Pregúntate si estás en el segundo o tercer grupo porque el tercero requiere esfuerzo y coaching, en ocasiones hasta terapia.

En términos generales, te pueden ayudar los siguientes tips:

1. Mentalízate. Antes de entrar a una reunión, detente unos minutos y recuerda que debes entrar a lo grande, saludando con una sonrisa.

2. Cuida tu lenguaje corporal. No te “derritas” en la silla o apoyes en la mesa. Muéstrate siempre alerta con una buena postura corporal. Los más expresivos deben evitar fruncir el ceño o hacer muecas cuando están en desacuerdo. Enfócate en escuchar y entender bien lo que se propone.

3. Celebra los aportes de otros. Manifiesta abiertamente tu apoyo a propuestas o sugerencias con las cuales estás de acuerdo, con un “Me encanta la idea” o “excelente propuesta.”

4. Elimina palabras negativas. Simplemente elimina de tu vocabulario el “no”, el “no se puede,” “no va a funcionar,” “ya se hizo,” “Si, pero…” “Está bien, sin embargo…”, entre otros.

5. Evita el sarcasmo. Elimina las manifestaciones pesimistas o crueles que ridiculicen.

6. Traduce lo negativo a positivo.  Antes de decir algo, o luego de haber dicho algo que hubieras querido decir de manera diferente, pregúntate cómo decir lo mismo en positivo. Por ejemplo, en vez de decir “no vamos a llegar a la meta porque tenemos este problema,” podrías decir “vamos a llegar a la meta tan pronto resolvamos este problema”.

7. Invita a otros a participar. Al terminar de explicar tu punto de vista, pregunta a la otra persona, “¿qué te parece?” Es una manera de decir “me importa lo que piensas.” A las personas les encanta que las validen.

8. Pon las cosas en perspectiva. A veces, podemos parecer serios o negativos porque estamos bajo mucho estrés. De ser el caso, ante situaciones estresantes, pregúntate cuál será el impacto en tu vida en uno, dos o tres años “si esto no sale como se espera” o “si tengo que pedir más tiempo para completar la tarea”.

9. Observa a los positivos. Identifica a una persona positiva que admires y observa lo que hace, lo que dice, cómo maneja las diversas situaciones, y toma nota mental.

10. Mídete. Haz un checklist con estos puntos y, después de cada reunión o intervención, haz un proceso de autoevaluación. Verás que sólo tomar conciencia y acción, a través de pequeños pasos, y monitorear tu avances harán que vayas mejorando con el tiempo.

Tip positivo:  Si te gustó este artículo o crees que le puede servir a alguien, compártelo.