Formando un directorio profesional

Publicado por

Artículo publicado en semanaconómica.com, el 23/02/2018

Tengo una empresa mediana, estamos creciendo y quisiera profesionalizarla más. Me gustaría convocar a un directorio que me ayude a guiar el rumbo y crecimiento de la empresa y del cual aprender. ¿Qué consideraciones debo tener presente?

Felicitaciones, es una decisión que te aportará mucho en términos de crecimiento personal y empresarial. Algunas recomendaciones, aparte de leer los artículos relacionados al final.

Prepárate
Si no has tenido oportunidad de ver cómo funciona un directorio profesional, recomendaría llevar un curso de especialización sobre directorios para tener una buena base. Investiga e identifica el esquema que se adapta mejor a tus necesidades. Hay muchas opciones: los hay localmente y en el extranjero; de varios días y también de varios meses; los hay en universidades y auspiciados por consultoras.

Tu rol
Por un tema de buen gobierno corporativo y de balance, no es recomendable ser Gerente General y Presidente del Directorio a la vez, por lo que deberías ir pensando en un plan de sucesión, si aún no lo has hecho.

Mente abierta
Si convocas a profesionales, debes escuchar y aprovechar sus conocimientos, experiencia y recomendaciones. Te sacarán de tu zona de confort, prepárate para cuestionar tus propias creencias y ser cuestionado. A veces los empresarios son celosos con los detalles de su empresa, debes transparentarla, abrir tus libros y ordenarla de ser necesario.

Perfiles
Convoca a personas de acuerdo a las necesidades estratégicas de tu empresa.
Piensa en la dirección que quieres darle, los posibles desafíos e iniciativas.

Aparte de las competencias financieras y legales, hay otras que debes tener presente al evaluar el matiz de perfiles que deseas en tu directorio. Rodéate de profesionales que puedan aportar en una o más de estas áreas, según las necesidades particulares de tu empresa.

Influyente. Es ideal que los directores sean personas que puedan relacionarse a todo nivel, que cuenten con una sólida red de contactos y que puedan abrir puertas de ser necesario.

Estratégico. Si se trata de crecimiento, es importante rodearte de personas que tienen claridad para ver el bosque y establecer la ruta a seguir.

Experiencia en multinacionales. Los profesionales que han trabajado en multinacionales traen consigo las mejores prácticas y benchmarks de excelencia.

Emprendedor. El empresario experimentado es valioso porque está acostumbrado a identificar oportunidades y posibilidades que otros no ven y suele ser creativo, entre otras bondades.

Digital y tecnológico. Hoy en día es indispensable que uno o más directores conozcan las tendencias y puedan hablar el idioma tecnológico para llevar tu empresa hacia el futuro.

Diverso. Se ha hablado mucho que los directorios con mujeres tienen resultados por encima de la norma de sus respectivas industrias. La diversidad de género y de todo tipo, etaria, racial, etc., es positiva porque aporta “más innovación, mejor desempeño y productividad”, según Mery Key, Ph.D. de Execunet.  Un directorio compuesto de personas muy parecidas a ti, podría carecer, además, de la representatividad de tus usuarios.

Experiencia puntual. Si deseas realizar un gran cambio, fusionarte, adquirir otras empresas, cotizar en Nueva York, internacionalizarte, siempre es bueno recurrir a profesionales con este tipo de experiencia.

Ver artículo