Lidiando con los negativos en el trabajo

Publicado por

Publicado el 19/04/2018 en Semana Económica

Tengo a un colega que se queja todo el día. Nada es lo suficiente bueno para él, nada funciona como quisiera. Ya le he dicho que si no tiene nada bueno que decir no diga nada porque me contamina, pero no hace caso.  Escucharlo todos los días es cada vez más intolerable.  

Con la presión que todos tenemos todos los días es difícil lidiar con una persona negativa en el trabajo, por lo que felicito tu preocupación.  ¿Qué tal asumir una actitud positiva ante el problema y tratar de ayudarlo?

¿Quiere cambiar?
Primero, intenta validar si tiene predisposición para cambiar, de lo contrario podrías perder el tiempo.  A continuación, algunas posibilidades que puedes probar.

Dale el beneficio de la duda
Quizá no se da cuenta del impacto de su actitud en otros. Invítale un café y pregúntale cómo van las cosas, que últimamente te da la sensación que le está costando trabajo ver el lado positivo de las cosas. Quizá está pasando por un mal momento.

Ayúdalo a reflexionar
Dependiendo de sus respuestas, explícale que los comentarios negativos afectan otros, incluyéndote a ti, y que podría–sin querer– estar alejando a las personas. Además, esto podría afectar su trayectoria profesional.

Si la persona desea cambiar
Tienes varias opciones, asumiendo que es costumbre y no algo que requiere tratamiento más profundo. Puedes sugerirle que se apoye en un coach, que lea el Little Gold Book of YES Attitude de Fred Gitomer, que vea tutoriales en Youtube. Ofrécete para apoyarlo cada vez que detectes una actitud negativa en público, con una mueca o una señal; o dándole feedback inmediato después de reuniones o intervenciones puntuales. También puedes probar algunas estrategias alternas para ayudarlo en privado.

El agradecimiento
Empieza con cosas sencillas. Sugiérele que escriba algo por lo cual está agradecido, al final del día, antes de acostarse. Esto lo obligará a pensar en positivo y poner lo negativo en perspectiva. Puede revisar sus apuntes luego de varios días y verá que, a pesar de todo, siempre hay algo bueno que rescatar, siempre, por más minúsculo que parezca. Por ejemplo, “Hoy salió el sol, fue un día hermoso.”

Haz las veces de un espejo
Cuando tengas que trabajar con él, conviértete en un espejo: en el negativo. Haz lo que hace él, lenguaje corporal incluido, para ver si se da cuenta y cambia.

Haz preguntas abiertas
Rétalo a pensar en positivo. Cuando ponga objeciones, pregúntale ¿cómo podrías decir lo que acabas de decir en positivo? ¿Cómo podrías lo que acabas de hacer, de manera diferente? ¿Cómo te sentirías si alguien te dice lo que acabas de decir? ¿Qué impacto podría tener lo que acabas de decir, en X? O, pídele que vuelva a hacer lo que acaba de hacer, pero sonriendo.

Pregúntale qué tipo de persona quisiera ser
Susy Welch, autora y comentadora sobre temas de gestión sostiene que la manera cómo compartes tu energía tiene un impacto tremendo sobre cómo te perciben los demás. En un reciente artículo explica que solo hay dos tipos de personas en el mundo: las que dan y las que drenan energía.

Comparte el artículo él y pídele que conteste las 3 preguntas que determinan qué tipo de persona es: 1) Cuándo fue la última vez que alentaste a alguien; 2) Planeas y promueves actividades sociales grupales?; 3) Piensas que las personas son generalmente buenas o malas?

Lo que mueve a las personas
Según los expertos, hay 5 emociones que mueven a los seres humano: el amor, el odio, la felicidad, el placer y el temor. Identifica la emoción que crees que podría motivarlo a esforzarse para cambiar:

Amor: Cuando seas más positivo, tendrás más amigos.
Felicidad: Cuando seas más positivo, tendrás mayores oportunidades de que te asciendan y ganar más.

Aunque es mejor evitarlo, si las otras opciones no funcionan, siempre puedes recurrir al
Temor: Si no cambias, podrás quedarte en el mismo puesto eternamente; o, peor, perder tu trabajo.

Reconoce sus logros
Celebra cada pequeño avance que observes para motivarlo que siga por el buen camino. Suerte.

Ver artículo