Los resultados NO hablan por sí solos

Publicado por

Publicado el 31/08/2017 en SemanaEconómica.com

Los resultados NO hablan por sí solos (ver Blog) 

Tengo muy buenos resultados en el trabajo y considero que los números hablan por si mismos. Sé que me han propuesto para promociones y proyectos especiales pero me pasan por alto a favor de otros que no son tan buenos técnicamente pero alardean de sus resultados más que yo. Me parece injusto. ¿Debo renunciar?

No renunciaría hasta entender bien qué está pasando y la respuesta podría estar en tu pregunta. Mencionas que tus colegas no son tan buenos como tú, pero son hábiles en manifestar sus logros. Es decir, los lucen, los hacen visibles y ahí podría radicar el secreto de su éxito.

En mi libro “Marque La Diferencia: Guía práctica de desarrollo profesional”, toco un concepto básico de marketing, la visibilidad del producto, que puede ser útil para dibujar un paralelo con tu situación. Imagínate la fila de productos en el anaquel de un autoservicio. Si un producto está “escondido” en el nivel inferior, o está fuera de alcance visual en el nivel más alto de la góndola, será más difícil que lo vean y, por ende, que lo compren. Sin embargo, si el producto está a nivel visual, donde todos lo pueden ver, será mucho más fácil que lo compren–asumiendo que los otros elementos del marketing funcionan.

Lo mismo aplica en este caso. Puedes ser brillante y tener todos los logros del mundo, pero si te los guardas, nadie sabrá que los lograste, no se darán cuenta. Es como si fueran invisibles. Las personas en el trabajo están ocupadas, enfocadas en sus cosas y lo último que van a hacer es preguntarte sobre tu último logro, sobre todo si no lo conocen. Esto incluye a tu jefe.

Antes, los resultados podrían ser suficiente, hoy no. Si buscas reconocimiento a tu trabajo, debes dar visibilidad a tus logros. Esta idea es reforzada por Jo Miller, Presidente de Women’s Coaching, quien esboza una ecuación para ser recompensado y reconocido, producto de la suma de resultados más visibilidad.

Lee el artículo “6 pasos para ser más visible en la empresa” como base para aumentar tu visibilidad. Luego, empieza a dominar el arte de hablar de tus logros sin sonar arrogante. El artículo “Cómo hablar de tus logros” contiene varios ejemplos de cómo lucir tus resultados de manera natural. Finalmente, puedes leer “El sentido de promocionar sus logros” que redondea la idea, planteando un logro concreto en diferentes momentos del trabajo.

Prepárate.  Tendrás que salir de tu zona de confort, pero es una manera de lograr el reconocimiento que buscas. Es todo un arte, y como cualquier arte, exigirá que practiques hasta lograr hablar de todo lo bueno que estás haciendo, oportunamente, con mucho tino y sin que otros sientan que estás alardeando o sonando arrogante.

La gente quiere rodearse de gente exitosa y las empresas modernas requieren colaboradores que producen resultados. Las cosas buenas merecen ser compartidas, proponte aprender a hacerlo y probablemente no tendrás que pensar en renunciar. Suerte.