27 septiembre, 2018

Tu carrera profesional… ¿cuáles son tus objetivos?

Publicado en www.lucasreano.com, el 05/06/2012

Siempre que pregunto a los estudiantes, cuál es la razón fundamental para la cual estudian, las respuestas generalmente son las mismas: Quiero posicionarme mejor en el mercado!, Lograr un ascenso en mi empresa! Cambiar el giro de mi carrera!, Ganar más dinero” y varias otras respuestas similares.

Sin embargo, en el transcurso de sus estudios, no muchos son los que se preocupan de prepararse paralelamente para el propósito que buscan. Las clases, los exámenes, los trabajos de grupo, la tesis, son las escusas para no dedicar un tiempo a prepararse para enfrentar exitosamente el mundo laboral

En el mundo del trabajo de hoy, los años pasan volando y de pronto nos podemos encontrar en una situación donde nos damos cuenta que hemos avanzado poco hacia nuestras metas profesionales. Hemos estudiado, hemos logrado nuestra maestría, nos sentimos orgullosos de ella, pero nos desenfocamos del propósito principal, no definimos un plan de carrera y tampoco dedicamos algunas horas a la semana para revisar nuestros avances profesionales.

Para ser competitivas, las empresas se reinventan continuamente, cambian sus estructuras y sus culturas corporativas. Deben enfrentar procesos de fusiones, adquisiciones, estructuras organizacionales más planas, avances tecnológicos y crecientes exigencias por parte de los clientes.

A pesar de ello, son lamentablemente pocos los ejecutivos jóvenes que en un acto de reflexión, se preguntan cómo estos cambios pueden afectar sus carreras, y muchas veces piensan que el título será la gran solución. Por supuesto que un título profesional es valioso y lo es más aún, una Maestría, pero tienen que tener presente que van a ser promovidos y van a ganar más, cuando estén preparados para enfrentar el mercado y lo hagan oportunamente.

Aquí algunos “tips” que te ayudarán a manejar mejor tu carrera profesional:

1) Haz una auto-evaluación que te permita reconocer tus competencias, destrezas, habilidades y esos talentos que muchas veces permanecen ocultos. Reconoce tus debilidades y ponte a trabajar en ellas para minimizarlas.

2) Revisa tu currículum vitae periódicamente. Asegúrate que el resumen curricular responda exactamente a lo que ofreces al mercado, puedas hacerlo y disfrutes haciéndolo. Registra continuamente tus logros profesionales y ten presente que los Cvs enfocados en funciones ya están obsoletos.Lo importante son tus aportes a los resultados del negocio.

3) Prepara tu Plan de Marketing. Ten presente que eres un producto muy valioso y como tal, tienes que saber a qué segmento del mercado te quieres dirigir y cuáles son las características de ese producto que ofreces. Diseña la estrategia para llegar a tu futura empresa a través de tus contactos.

4) Prepara tu Red de Contactos y hazlo de manera tal, que te permita hacer un seguimiento adecuado y puedas entrevistarte con la mayoría de ellos. Recuerda que tus contactos no son personas a quienes vas a acudir para que te consigan un empleo, esa es tu responsabilidad. A ellos sólo les debes pedir consejos, orientación y apoyo. Mantén a tus contactos, siempre al tanto de tus avances.

5) Practica mucho tu presentaciòn personal, esta debe ser muy corta y responder a las preguntas: Quien eres? (personal o profesionalmente), De dónde vienes? (tu experiencia de trabajo, destacando algunos logros importantes) y dónde vas (qué buscas y en qué sector del mercado). Tienes que lograr impresionar muy bien a tus contactos y convertirlos en tus publicistas.

6) Estudia tus empresas objetivo, revisa sus planes y proyectos y todo lo que sea posible para conocer cómo encajarían los servicios que ofreces y cuando llegues a una entrevista, logres empatizar rápidamente con el entrevistador.

7) Revisa la mejor forma de hablar sobre tus fortalezas y debilidades. Un buen ejemplo sobre logros que has tenido como producto de esas fortalezas y que estás haciendo para minimizar tus debilidades, son parte importante de tu preparación.

8) Debes estar listo para responder a la pregunta: Por qué te debemos contratar? Tu claro posicionamiento y algunos logros profesionales te ayudarán a esta respuesta. Muchas de estas preguntas son típicas en una entrevista de trabajo.

9) Evalúa el mercado laboral periódicamente. Hazlo en el mejor momento, no cuando estás de caída, ya que no podrás mostrar el entusiasmo que se necesita para ser muy bien evaluado.

10) Fortalece tus destrezas y mide tu avance profesional, según los cambios que se han producido en tu currículum. Si no se han producido cambios, no te preocupes, ocúpate de ello y deja de lamentarte más.

11) Si haces un buen trabajo y estás muy bien posicionado en el mercado, es muy probable que recibas más de una oferta de trabajo. Prepárate para elegir la mejor opción evaluando no sólo la parte económica que te ofrece cada empresa, sino varios otros aspectos importantes como la cultura y valores, estilo de liderazgo, posibilidades de desarrollo profesional, ubicación física, nivel de utilidades, bonos de performance y cualquier otro más que consideres.

12) Prepárate para lograr una negociación exitosa cuando estés frente a una oferta de trabajo Si sigues estos consejos y empiezas hoy día, es muy probable que el propósito que persigues con tu carrera lo logres antes de lo esperado. ¡Suerte en tu carrera!

Ver artículo




Compártelo

Newsletter

Recibe contenido exclusivo para mejorar aún más tu empleabilidad.

Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia de usuario. Si utilizas LHH.pe, acepta nuestra y