iStock 000015589732Large 684x488 - El salario emocional genera productividad
13 noviembre, 2016

El salario emocional genera productividad

iStock 000015589732Large 663x501 - El salario emocional genera productividad

Publicado el 13/11/2016 en El Comercio

Todos los profesionales que buscan trabajo esperan encontrar empleos que solo satisfaga sus demandas económicas, dejando de lado algunos beneficios que permitan, entre otras cosas, desarrollar una carrera. Esta última parte se conoce, en materia de Recursos Humanos, como sueldos emocionales o beneficios no económicos que brindan las organizaciones a los trabajadores, buscando propiciar un mejor ambiente laboral. Se trata de la inversión que está enfocada en satisfacer necesidades personales, familiares o profesionales de los colaboradores, con el fin de mejorar la calidad de vida y con ello fomentar un buen clima organizacional.

Lucas Reaño, Gerente de Programas Institucionales de Lee Hecht Harrison-DBM Perú, señala que este tipo de remuneraciones emocionales no siempre representan costo para las empresas, pero en muchos casos los empleadores esquivan esta responsabilidad. «Una mirada a los ojos, saber escuchar, incentivar su participación, animarlo, hacerlo sentir bien, ayudarlo a crecer, compartir visiones y éxitos, son algunas retribuciones que inspiran y entusiasman a los empleados, que se vuelven más productivos» señala Reaño.

Beneficios de una cultura retributiva Los empleadores que buscan la aplicación de políticas retributivas con salarios emocionales entendieron que los trabajadores que son motivados constantemente contribuyen con un ambiente de trabajo favorable. «Las empresas que poseen buen dima laboral obtendrán buenos resultados económicos», afirma Bárbara Pita, Gerente de Administración y Recursos Humanos de Conexión Comercial. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que, de acuerdo a una encuesta de satisfacción laboral realizada por la consultora Supera, el 45% de personas que participaron en el estudio admitió sentirse infeliz en su centro de labores. La mayoría sostuvo que dicha condición se debe a problemas vinculados con el clima de trabajo. Por esa razón es importante que las organizaciones reconozcan los beneficios que se pueden obtener por practicar una cultura de salarios emocionales, para contar siempre con trabajadores motivados que busque permanentemente mejorar su rendimiento, así como el desarrollo del liderazgo, la retención de personal talentoso y el compromiso con la compañía. Según Pita, la retribución económica es el primer motivo que evalúa un trabajador para determinar pertenecerá una empresa o a otra, pero la razón que determina su permanencia es el salario emocional. «Cualquiera pensaría que pagar un buen sueldo es suficiente para obtener la mejor versión de un empleado, de hecho, el trabajo tiene que ser recompensado con un salario digno acorde con el trabajo realizado, pero luego, por mejor salario que tenga, si el empleado se siente maltratado por la empresa no permanecerá en ella o lo hará por necesidad», afirma la ejecutiva.

¿CÓMO SE APLICA EL SALARIO EMOCIONAL?

Hay muchas acciones que podemos desarrollar para aplicar el salarlo emocional, entre ellas:

 

Ver PDF 




Compártelo

Tal vez pueda interesarte

Ver más

Newsletter

Recibe contenido exclusivo para mejorar aún más tu empleabilidad.

Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia de usuario. Si utilizas LHH.pe, acepta nuestra y