Como preparar tus referencias laborales 01 10 2014 646x461 246x175 - Cómo preparar tus referencias laborales
1 octubre, 2014

Cómo preparar tus referencias laborales

Como preparar tus referencias laborales 01 10 2014 646x461 300x214 - Cómo preparar tus referencias laborales

Cómo preparar tus referencias laborales (ver en pdf)

Fuente: Gestión/ 01-10-2014

Gestionemos adecuadamente nuestra presencia online, buscando generar una buena reputación entre nuestros contactos

Actualmente en el mercado laboral, cada vez que una persona es convocada a formar parte de una organización es común que le pidan referencias -nombres de personas que nos conocen- porque quieren conocer qué dicen de ella. Estas pueden ser a través de los jefes, los pares o los colaboradores. Por ello, es necesario preparar a nuestras referencias para que hablen lo mejor de nosotros, pero lo justo y necesario, sin entrar en exageraciones, y asegurando la credibilidad de nuestra trayectoria profesional.

Adicionalmente, con el desarrollo de las redes sociales, el tema de las referencias toma aún mucha mayor importancia porque las empresas pueden contactar a otras personas que no necesariamente son los nombres que hayamos dado. Gestionemos adecuadamente nuestra presencia online, buscando generar una buena reputación entre nuestros contactos.

¿Cómo preparar a las personas que hemos seleccionado para que sean nuestras referencias? Siguiendo las siguientes recomendaciones: Primero, lo que se diga genere credibilidad en la persona que va a escuchar la información sobre nosotros. Credibilidad en cuanto a la empresa en la que hemos trabajado, en el puesto que hemos desempeñado, en las responsabilidades asignadas y respecto a los logros alcanzados.

Segundo, que nuestras referencias relaten logros en que hayamos trabajado conjuntamente. Es decir, si nosotros señalamos que hemos hecho un logro determinado que ha generado un impacto en la empresa, traten de conversar con sus referencias para que la comunicación sea exactamente igual.

Tercero, trabajemos nuestros rasgos, es decir, cómo somos en el trabajo, en nuestro día a día, en condiciones normales y cuando hay presión.

El cuarto punto es trabajar en nuestras fortalezas y debilidades.

Finalmente, debemos tener cuidado en seleccionar y preparar a nuestras referencias, que si bien no hacen que consigamos un empleo, pueden tener la posibilidad de impedir que lo obtengamos.




Compártelo

Tal vez pueda interesarte

Ver más

Newsletter

Recibe contenido exclusivo para mejorar aún más tu empleabilidad.

Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia de usuario. Si utilizas LHH.pe, acepta nuestra y