027 246x175 - Ética: Yo quiero un líder con valores
5 octubre, 2010

Ética: Yo quiero un líder con valores

027 300x214 - Ética: Yo quiero un líder con valores

Para el Perú, yo quiero un líder con valores y que viva con integridad. Un líder que nos pueda hablar de valores con la cara en alto, porque los vive con consistencia en cada uno de sus actos. Un líder que le juegue limpio a su familia y a su país. Del que nos sintamos orgullosos por su talento, pero también por su autoridad  moral. Quiero un líder que ponga los valores en la agenda nacional y que sea el ejemplo de quiénes queremos ser los peruanos.

 

¿Estaré pidiendo mucho? No lo creo. Como país que ha recuperado su autoestima y que está creciendo rápidamente con institucionalidad, ya no tenemos que resignarnos a aceptar líderes mediocres, sin ética ni valores.

 

Hoy tenemos mejores referentes y ejemplos de quienes triunfan haciendo las cosas bien. Conocemos las historias y hemos leído los discursos y entrevistas de quienes tienen éxito a punta de trabajo y esfuerzo, disciplina, honestidad, rectitud, palabra, autocontrol, responsabilidad individual y, sobretodo, de un respeto profundo por los demás, por diferentes que estos sean.

 

Todos nos hemos sentido inspirados por estos visionarios que nos hablan de estos valores básicos para triunfar como personas y como país, para consolidar el desarrollo y para dar un salto enorme que nos convierta en una nación de primer mundo. Sus mensajes nos inspiran y nos hacen desear ser mejores. Se han convertido en nuestros modelos para conectarnos con lo que define el éxito duradero y, sobretodo, para revolucionar el ejemplo que reciben nuestros niños y jóvenes.

 

Pero, claramente el tema de valores no está “de moda” entre los políticos, ni es un tema “atractivo” para mucha de la prensa poco responsable. Quizá por eso no ha estado en el discurso de ningún aspirante a líder que yo sepa, aunque no soy experta en el tema.

 

Sin embargo, como ciudadana sí veo la imperiosa necesidad de que analicemos a fondo y comparemos a los futuros líderes en función de sus ideas y propuestas, pero que pongamos el foco en lo verdaderamente importante: su ética, su moral, la firmeza de sus valores y de su carácter. Que sean ejemplo de integridad para enfrentar la corrupción. El Perú no merece menos. Exijamos más!

 




Compártelo

Newsletter

Recibe contenido exclusivo para mejorar aún más tu empleabilidad.

Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia de usuario. Si utilizas LHH.pe, acepta nuestra y