0116 684x488 - Responsabilidad social: Y en tu casa que?
15 junio, 2010

Responsabilidad social: Y en tu casa que?

0116 749x501 - Responsabilidad social: Y en tu casa que?

¿Y ustedes -nos preguntó mi amiga Luisa, una empresaria española que vive en el Perú-, pagan el seguro social a sus empleadas del hogar? Los presentes nos miramos sorprendidos y la incomodidad de algunos se hizo evidente. Su perspectiva de extranjera desnudó lo que hacemos o dejamos de hacer los peruanos, inmersos como estamos en nuestras costumbres y la conversación giró entorno a la responsabilidad social individual. Hablamos de integridad, de valores y de coherencia. De lo que hacemos o dejamos de hacer en la intimidad de nuestras conciencias, empezando por casa.

Claramente es más fácil hablar de responsabilidad social en el entorno corporativo. Todos sabemos que la responsabilidad social es una manera ética de hacer negocios que ninguna empresa seria puede dejar de lado. Que el desarrollo ha hecho que los consumidores estemos muy atentos al comportamiento empresarial y por ende somos menos tolerantes con el doble discurso y con la inconsistencia entre lo que se predica y lo que se hace. Pero la pregunta clave es: ¿somos igual de exigentes con nosotros mismos?

Asumiendo que quien puede pagar por ayuda en casa tiene un nivel económico que le permite mejores oportunidades de educación y cultura, esa posición de privilegio nos genera responsabilidades ineludibles con quienes dependen laboralmente de nosotros. Nada nos exime de cumplirlas.

Porque, además, ¿con qué autoridad moral podemos exigir a las autoridades o a los empresarios que actúen correctamente si nosotros no cumplimos con ese deber social que tiene tanto impacto en las vidas de quienes cuidan de nuestras casas o a nuestros hijos?

Aprendí de Luisa a hacer esta pregunta “incómoda” y hoy la hago siempre a los ejecutivos en proceso de recolocación, no sólo para prepararlos a esa posible pregunta en una entrevista de trabajo, sino porque me permite inferir su línea ética y moral, clave para su empleabilidad. Es un indicador certero del respeto que sienten por las personas y por la sociedad. Además, una persona íntegra cumple con su responsabilidad social individual incluso antes de cumplir con la corporativa. De eso se trata la coherencia.




Compártelo

Tal vez pueda interesarte

Ver más

Newsletter

Recibe contenido exclusivo para mejorar aún más tu empleabilidad.

Utilizamos cookies para brindarte una mejor experiencia de usuario. Si utilizas LHH.pe, acepta nuestra y